Catalan English French German Italian Dutch Russian Portuguese Swedish Greek Japanese Arabic Hebrew Chinese Simplified Hindi

26 de enero de 2015

El legado de lo efímero:
Francisco Muñoz Gosálbez

Enlaces relacionados:

Francisco Muñoz Gosálbez (Alicante, 1896 - 1958)
7 años en activo
21 fogueres plantadas
1 monumento en el Ayuntamiento
1 primer premio

Artista precoz, a los doce años ya acudía a las clases de la academia del pintor alcoyano Lorenzo Pericás Ferrer. A los veinte inauguraba una propia, por donde pasarían, recibiendo sus primeras lecciones, firmas de la talla de Gastón Castelló Bravo, José Barahona Marco, José Pérez Gil «Pérezgil» y otros. Realizó diversas exposiciones personales, tanto en el Círculo de Bellas Artes como en el Ateneo de Alicante, pero no concurriría a certamen alguno. Fue padre del conocido arquitecto alicantino Francisco Muñoz Lloréns.

Fueron sus inicios foguerers de la mano de Juan Esteve García, con quien firmó sus primeros monumentos. Industrializó su arte, al que dedicó su vida, teniendo taller propio con varios ayudantes, siendo autor de una de las pocas fogueres publicitarias que se han plantado (Chevrolet, 1930). Del citado taller, salió igualmente la única foguera de 1939, La fuga, que sería realizada en el tiempo récord de quince días, contribuyendo con ello, de forma muy importante, a la reanudación de Les Fogueres tras la contienda nacional.

Su obra se desarrolló, casi exclusivamente, durante la II República Española, siendo merecedor de buen número de galardones, destacando el Primer Premio de Categoría B obtenido con Deu mos lliure de les males compañíes (San Antón Alto 1933). También fue, esporádica y tardíamente, constructor de portadas de barraca como «3 díes de alegría y bon humor», en 1948 y 1950. Eran sus fogueres de sencilla factura, escasamente ornamentadas, pero con unos ninots cargados de expresividad:

12 de enero de 2015

El legado de lo efímero:
Melchor Aracil Gallego

Enlaces relacionados:

Melchor Aracil Gallego (Alicante, 1906 - 1966)
5 años en activo
5 fogueres plantadas
1 primer premio


Tras los estudios primarios, llevó a cabo la carrera de Comercio, obteniendo el título de Perito Mercantil en 1923. Pero, al cabo de siete años, se despertó su afición al dibujo, y su vocación hacia la pintura se hizo cada vez más sentida, marchando a Madrid para visitar museos e impregnarse de los grandes maestros de la pintura española, practicando a renglón seguido el dibujo y la pintura de una forma autodidacta, ya que jamás tuvo profesor ni academia alguna. Sin embargo, sus obras se cuentan por centenares, ya que sería proveedor de las casas comerciales del ramo en Alicante.

De regreso a su ciudad natal, se hace socio del Ateneo, y fueron estos los momentos en los que el pintor se fue afianzando en su creación, obteniendo un gratificante Primer Premio en la Exposición de Artistas Noveles, organizada por dicha entidad, por un retrato que le realizó a su hermano. Tuvo su primer estudio en la concurrida calle Labradores, donde se realizaban tertulias entre varios artistas, presentes y futuros, manteniendo una estrecha amistad con Manuel Albert, con quien realizó tapices con piezas de tela. En 1944 consigue la Tercera Medalla en el concurso convocado por la Excma. Diputación Provincial de Alicante. Realizó importantes exposiciones propias, entre las que destacan: en 1944, en el Ayuntamiento de Alicante; en 1957, en la Peña Madridista de Elche; y 1958, en la Caja de Ahorros del Sureste de España. Participó igualmente en varias colectivas.

2 de enero de 2015

Pesca... y otras capturas tabarquinas

Ni todo lo que se pesca son peces, ni todo lo que se pesca llega a puerto, ni todo lo que se pesca se puede vender, sirve o acaba siendo comido... es más, te puede comer a ti o, como mínimo, dar un buen susto. Y con la sólida tradición marinera de Nueva Tabarca, no iba a estar su historia exenta de un nutrido número de ejemplos que así lo atestiguan, e incluso introducen, más allá de la pura anécdota, en el terreno de la leyenda. No hay más que seguir de la mano del camino de la prensa histórica, para conocer de cerca y con detalle tanto la pesca como la «no pesca», resultado de la especial idiosincrasia de este pedazo único de tierra alicantina, isla de aventureros, de mercaderes, de pescadores de almadraba, de mitos y prodigios.


5 de diciembre de 2014

El legado de lo efímero:
Miguel Carrillo Soler

Enlaces relacionados:

Miguel Carrillo Soler (Relléu, 1873 - Alicante, 1935)
4 años en activo
5 fogueres plantadas

Artista artesano, que lo mismo practicaba la pintura que la escultura. En escultura, faceta ésta que más practicó en su taller de la calle San Nicolás, tuvo como profesor al escultor Ruidavés, cuyas imágenes y pasos de Semana Santa desfilaban en Crevillente y otros lugares de la provincia. Aficionado a la música, que también practicaba, fue fundador y subdirector de «La Wagneriana», agrupación musical alicantina de pulso y púa. Hizo talla en madera, pintura, restauraciones y toda clase de trabajos artísticos. En Sant Joan d’Alacant se conserva un retrato del Doctor Esquerdo tallado en madera de boj.

Al iniciarse les Fogueres de Sant Joan, aunque ya le cogiera con cierta edad, Miguel Carrillo, al igual que la mayor parte de los artistas alicantinos, construyó varios monumentos foguerers entre los años 1928 y 1931. En el primero de estos años tuvo problemas con la censura, en la foguera que plantara en Alfonso el Sabio, entre las confluencias con las calles San Vicente y Díaz Moréu, monumento sencillo, casi esquemático, que erróneamente siempre se ha atribuido al Mercado, cuya primera comisión realmente se constituiría de cara al ejercicio siguiente. Y en el último de los citados años, pretendió plantar una foguereta y varios grupos callejeros anunciadores en diversos puntos del centro de la ciudad, pero el permiso fue denegado por el Ayuntamiento, salvo que pagara una suma importante, ya se consideró que lo hacía con fines lucrativos.

Jamás fue premiado pero, paradójicamente, fue profesor de gran cantidad de artistas foguerers que triunfarían con sus obras. Fue padre del escultor y también artista foguerer, Adrián Carrillo García.

Esta es su breve pero significativa obra:

26 de noviembre de 2014

El legado de lo efímero:
Ángel Berenguer Jerez

(Alicante, ¿? - 1950)
7 años en activo
11 fogueres plantadas
1 monumento en el Ayuntamiento 
1 ninot indultat
Enlaces relacionados:

Hijo de Ángel Berenguer Soler, aficionado a la construcción de ninots de carrer, como el que realizara en la calle Alcalá Galiano en 1930, le cogió el gusto a Les Fogueres ayudando a su padre. Fotógrafo, su verdadera profesión, y pintor, en su juventud asiste a las clases de dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Alicante, donde obtendría varios diplomas.

En la primera fase de su producción de fogueres, desde 1932 hasta 1936, trabajó solo, obteniendo en 1936 su único ninot indultat con la figura del Gran jefe indio (Carolinas Bajas-Oeste) y, a partir de 1941, colabora con el dibujante y también pintor José Navarro Pérez, más conocido por el seudónimo con el que firmaba sus obras, «Jota Ene», con quien obtuvo, en su primer año de colaboración, su único premio de cierta relevancia, con la foguera Su Majestad el Fútbol (Plaza 18 de Julio), Tercer Premio de Primera Categoría.

Estuvo en activo hasta 1944, y su corta producción se caracteriza, fundamentalmente, por amplias superficies de formas rectilíneas y estilo sobrio, algo más enriquecido en sus obras en colaboración con Navarro:

17 de noviembre de 2014

El legado de lo efímero:
Manuel Albert González

Enlaces relacionados:

Manuel Albert González (Aranjuez, 1907 - Alicante, 1994)
7 años en activo
9 fogueres plantadas
4 monumentos en el Ayuntamiento
1 primer premio

Cursó estudios pictóricos en la Escuela de Artes y Oficios de Alcoy, especializándose en la pintura de paisajes. En Alicante se dedicó a actividades publicitarias y decoración mural, obteniendo varios premios como cartelista. En el Ateneo de Alicante, contacta y crea una fuerte amistad con Melchor Aracil. Desde un principio estuvo también vinculado a Gastón Castelló, y no solo artísticamente, ya que fue durante un tiempo su administrador, en concreto en los años cuarenta, durante los que, de forma simultánea, realizó la primera mitad de su corta producción como artista foguerer, pues solo plantó nueve fogueres que, por lo general, contenían simetrías y superficies planas integradas en el entorno plástico predominante. En esa época, compartía un estudio con los mencionados Gastón Castelló y Melchor Aracil, por el que pasarían grandes figuras del arte foguerer, como Ramón Marco, José Gutiérrez, Otilio Serrano y Julio Esplá. La segunda etapa se desarrollaría de 1961 a 1964, con cuatro monumentos consecutivos en la plaza del 18 de Julio, actual plaza del Ayuntamiento.

Debutaría en 1943 con dos monumentos, uno de los cuales, Soñar no cuesta nada, sería Primer Premio de Segunda Categoría (Primo de Rivera-Camarada Maciá), pese a sufrir los efectos de la censura. Albert fue uno de los partícipes de la famosa foguera colectiva de 1944, ¡Cuidado con nuestro barrio! (Plaza del Puente), también premiada, que reunió a los grandes valores de la plástica con que contaba Alicante en la mencionada década de los cuarenta: Emilio Varela, Gastón Castelló, Daniel Bañuls, Miguel Abad Miró, Adrián Carrillo, Melchor Aracil, José Gutiérrez y el propio Manuel Albert.

En 1947, Manuel Albert consiguió su primer premio por un cartel anunciador de Fogueres. Durante más de una década, sus éxitos cartelísticos, no solo foguerers, sino también para la Semana Santa, la Feria de Albacete y la Exaltación Cervantina de Ciudad Real, se sucederán, consiguiendo ser reconocido como uno de los principales artistas en esta vertiente de toda la historia de nuestra Fiesta, con nueve primeros premios y siete segundos, haciendo incluso doblete. Sus trazos sencillos, sus personajes y símbolos costumbristas, sus colores simples y atrayentes, marcaron no solo la iconografía ligada a estos carteles, sino también la estética y la plástica de los monumentos foguerers. En cierto modo, representó una prolongación pictórica del estilo gastoniano, inspirando a muchos de los artistas posteriores, tales como Francisco Ruiz «Ruiset» y Otilio Serrano «Oti», su principal discípulo.

14 de noviembre de 2014

«La Foguera de Tabarca» cumple 4 años

 
«La Foguera de Tabarca» hoy cumple 4 años, por lo que es para mí prioritario agradeceros a seguidores y amigos que hayáis hecho realidad las cerca de 87.700 visitas, repartidas entre más de 23.000 lectores de 97 países, y, en el caso de España, de todas y cada una de sus provincias.

De cara al 5.º Aniversario, se verá superado el centenar de artículos (a fecha de hoy 94 publicados), las 100.000 visitas y los 25.000 lectores de, probablemente, un centenar de países. Son retos alcanzables, que serán dignos de tal efemérides.

Gracias, de nuevo y por todo ello, por vuestro interés en mi blog, así como en sus páginas en facebook, twitter y google+.