Catalan English French German Italian Dutch Russian Portuguese Swedish Greek Japanese Arabic Hebrew Chinese Simplified Hindi

Fogueres, un encuentro con la Cultura

Artículo publicado en el Llibret de la Foguera Sant Blai-La Torreta 2013

El término «Cultura», que proviene del latín cultus, hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Su definición ha ido mutando a lo largo de la historia, y ha sido asociada a la civilización y al progreso. En general, la Cultura es un tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad, tales como las costumbres, las prácticas, las maneras de ser, los rituales, los tipos de vestimenta y las normas de comportamiento, por poner algunos ejemplos.

Otras definiciones establecen que la Cultura es el conjunto de informaciones y habilidades que posee un individuo; permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo; a través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones. Y, según el enfoque analítico que se siga, la Cultura puede ser clasificada y definida de muchas más y diversas maneras. Tomemos, en este sentido, la perspectiva de la Cultura como herencia social, pues es bajo esta percepción como se centraron las IV Jornadas Culturales de la Foguera Sant Blai-La Torreta, al detenerse a analizar la situación de la Cultura en el contexto de Les Fogueres de Sant Joan, titulándolas por ello Fogueres, un encuentro con la Cultura, proporcionando la herramienta de la mesa de debate para su desarrollo, componiendo esas mesas con integrantes de la Fiesta, desde foguerers de a pie hasta Delegados de Cultura de la Federació de Fogueres, y proponiendo el análisis desde diversas facetas de la Cultura, tanto desde el punto de vista de la Cultura de la Fiesta, como desde el de Cultura y Fiesta.

Las citadas Jornadas se desarrollaron en cuatro jueves consecutivos, entre el 17 de enero y el 7 de febrero de 2013, celebradas en el Salón de Actos de la Casa de la Festa, a partir de las 20:00 horas, y con el formato de mesa de debate, moderadas por la Vicepresidenta de Cultura de la Foguera Sant Blai-La Torreta, Susana Pardo Díaz.


Cultura y Federació de Fogueres

La primera mesa del ciclo programado dentro de Fogueres, un encuentro con la Cultura, se llevó a cabo bajo el título «Cultura y Federació de Fogueres». Un encuentro que bien puede calificarse de histórico, ya que es la primera vez que ha tenido lugar un acontecimiento de similares características, pues nunca se había reunido a cinco Ex Delegados de Cultura de la Comissió Gestora y de la Federació de Fogueres, para debatir la trayectoria de la Cultura en la Fiesta, los pormenores de su participación en sus diferentes periodos de actuación en el órgano rector de la Fiesta, y cuáles pueden ser las claves de su futuro. Y dio para mucho, lo que auguraba un ciclo de debates de lo más interesante que se ha realizado en años. Y así fue.

Tras una breve introducción del ciclo completo de estas IV Jornadas, por parte de la Vicepresidenta de Cultura de la Foguera y moderadora de los debates, Susana Pardo Díaz, fue presentada la mesa, compuesta, en orden de antigüedad, por: Luis Amat Vidal, primer Delegado de Cultura (que inicialmente se denominaría Asesor de Cultura) de la historia de Les Fogueres, con Jacinto Masanet Gomis como Presidente de la Comissió Gestora, en el ejercicio 1979-80; Javier Villacampa González, con Luis Botella García como Presidente de la Gestora, en el ejercicio 1992-93; Miguel Castelló Hernández, con Andrés Lloréns Fuster y Francisco Navarro Asensi al frente de la Gestora, en el ejercicio 1998-99, y con Manuel Jiménez Ortiz como Presidente de la Federació de Fogueres; Armando Parodi Arróniz, Delegado de Cultura desde el ejercicio 1999-2000 al 2001-02, y Asesor de Cultura del 2002-03 al 2004-05, con José Manuel Lledó Cortés presidiendo la Gestora; y David Gerona Llopis, en la Federació de Pedro Valera Bocero, del ejercicio 2005-06 al 2011-12.

Mesa de debate «Cultura y Federació de Fogueres». De izquierda a derecha:
Luis Amat, Javier Villacampa, Miguel Castelló, Susana Pardo, Armando Parodi y David Gerona

Se inició un turno de palabra, durante el cual cada uno de ellos expuso en breves pinceladas su labor al frente de la Cultura de la Fiesta: Amat, muy tradicional, defendiendo la identidad festera, con especial hincapié en la recuperación del valenciano como lengua vehicular desde los inicios de la Fiesta; Villacampa, adelantado a su tiempo, incidiendo en la promoción de Les Fogueres, especialmente en colegios e institutos de nuestra ciudad y de la provincia; Castelló, con el fomento de la música festera, la indumentaria tradicional de los siglos XVIII y XIX, y la lengua valenciana; Parodi, potenciando los certámenes culturales, catalogando el patrimonio de la Gestora, revisando y creando reglamentos, y dando los primeros pasos en la informatización de la Fiesta; y Gerona, abriendo nuevos horizontes a la Cultura de la Fiesta, incorporando las nuevas tecnologías y las redes sociales, y recuperando las Memorias.
A continuación se inició un constructivo debate, fundamentalmente tratando de definir las señas de identidad de Les Fogueres, y llamando la atención sobre la necesidad de una buena proyección cultural de la Fiesta, de manera que termine con este período de ostracismo cultural que sufre por parte de los propios festeros, en lo que se refiere a las actividades culturales en el contexto de la misma. ¿Qué ha ocurrido para llegar a esta situación? ¿Cómo han desaparecido estas inquietudes culturales del horizonte de foguerers y barraquers, a los que poco parece importarles nuestra identidad, nuestra Cultura popular, la coherencia de nuestra Fiesta y su adecuada proyección? Quizá se ha diluido ese modelo de Fogueres por el que se ha luchado y trabajado durante tantos años, que más que una Fiesta se pretendía que fuese el reflejo de las inquietudes y de la Cultura popular de la ciudad. Quizá por eso la Fiesta se está aislando de la mayoría de los ciudadanos, que cada vez la sienten menos como propia.

Entre las conclusiones, cabe pensar que tal vez deberíamos mirar hacia adentro, y darnos cuenta de que el modelo de Fiesta que un día se ganó por méritos propios el carácter de Interés Turístico Internacional, está cada vez más difuso. Quizá deberíamos pensar, de seguir la regresión en la que está inmersa la Cultura de la Fiesta, qué futuro le aguarda. Tal vez habría que plantear a la Federació la creación de una comisión de trabajo para profundizar en ello, y tratar de parar el deterioro tan evidente que tiene la Fiesta, y no sólo la Cultura, aunque ésta tenga mucho que ver, se sepa o no, se admita o no se admita. Porque si terminamos de perder nuestras señas de identidad, perdemos nuestras raíces, y si se pierden las raíces...

Interesante reto para la actual Delegación de Cultura, que debe limpiar su proyecto de trabajo de elementos superfluos, para profundizar en los pilares de nuestra Cultura, festera y no festera, potenciar el conocimiento y buen uso de los pasodobles foguerers, la correcta indumentaria, la utilización de la lengua valenciana, al menos a efectos protocolarios y en lugares tradicionales como el llibret o la explicación de la foguera, y todo ello sin perder la oportunidad de innovar y adaptarse a los medios actuales, a la sociedad de nuestros días. Conjugar tradición y modernidad, se puede y se debe hacer, para situar la Cultura de Les Fogueres donde le corresponde. O, tal vez, el futuro de esta delegación sea desaparecer como tal, y convertirse en una Asesoría Cultural, tal como nació, que coordine y supervise las actividades festeras de la Federació y desde la Federació, y sirva para ayudar, proponer y orientar en sus actividades culturales a las asociaciones, dejando la carga organizativa de los certámenes convocados por el órgano rector de la Fiesta, a otras delegaciones de la Federació, siempre bajo su supervisión en cuanto a las señas de identidad propias se refiere.


Experiencia Cultural de las Asociaciones Festeras

La segunda de las citas culturales de las IV Jornadas, Fogueres, un encuentro con la Cultura, se desarrolló bajo el título «Experiencia Cultural de las Asociaciones Festeras», ya que para hablar de este tema se dio voz a foguerers que han ostentado el cargo de Delegado de Cultura, o están estrechamente vinculados con el tema de la Cultura en sus distintas asociaciones.

Mesa de debate «Experiencia Cultural de las Asociaciones Festeras», de izda. a dcha.:
Paula Tomás, David Sánchez, Susana Pardo, Toñi Martín-Zarco y Víctor López

Por orden de intervención, el primero fue Víctor López Arenas, que fuera Delegado de Llibret en la Foguera Nou Alacant, y es miembro de la recién nacida Foguera Pla del Bon Repós-La Goteta, de la que es Delegado de Cultura, Llibret y Monumento. Fue además componente de la Comisión de Presidencia de la Federació de Pedro Valera Bocero, y es miembro de la Comisión de Indumentaria de la Federació.

Explicó un proyecto que se encuentra en su segundo año de recorrido, consistente en recuperar el desaparecido concurso de Fogueres Experimentals, al que en esos dos años ya se han presentado más de setenta proyectos de artistas plásticos y arquitectos capitalinos y de la provincia de Alicante, cuya resolución incluye la exposición de todos ellos, la elección por votación del más popular, la plantà de dicha obra en el distrito de la Foguera organizadora, como monumento foguerer del ejercicio, y la edición de un catálogo de todos los proyectos, que quedan a disposición de aquellas comisiones que deseen optar por la innovación, como la comisión a la que pertenece Víctor, y hacerlos realidad en las calles de sus distritos.

Toñi Martín-Zarco Marín, la siguiente en intervenir, con treinta años de experiencia festera, siempre interesada en la Cultura de nuestra ciudad, así como de la de su Foguera, Port d’Alacant, a su vez muy comprometida con la Cultura y las tradiciones. Ha escrito en numerosos llibrets, así como en otras publicaciones, siendo colaboradora activa en foros y encuentros relacionados con la mujer y Les Fogueres. Fue candidata a presidir la Federació de Fogueres en dos ocasiones, y es Vicepresidenta y Delegada Federativa de su Foguera, dependiendo de ella la Delegación de Cultura.

Pionera de la Cultura foguerera, como su comisión, de la que fue varios años Presidenta, antes de su periplo de seis años en la Comissió Gestora de José Manuel Lledó Cortés, explicó su compromiso con la Cultura, tanto en la confección de sus cotizados y premiados llibrets, como en el orden de la música festera, siempre presente en sus actividades culturales, el uso del valenciano en sus actos oficiales, la recuperación de juegos tradicionales infantiles, la convocatoria de un premio internacional de periodismo, y un largo etc., del que resalta el hecho de que fuera la primera comisión en vestir la indumentaria de los siglos XVIII y XIX.

David Sánchez Cañavate, con más de veinticinco años de actividad festera, ha desempeñado multitud de cargos, entre ellos, el de Delegado de Llibret durante dieciséis ejercicios foguerers, así como la responsabilidad de las actividades culturales organizadas por su comisión, Avenida de Lóring-Estación. En su última etapa, al desempeñar el cargo de Presidente, siguió supervisando las mismas. Compagina el cargo de Delegado Federativo con el de Delegado de Cultura.

David explicó lo complicado de la puesta en marcha de la Cultura en los primeros pasos de una comisión joven, de la que trascendía más su vertiente artística que su apuesta cultural y su monumento, pese al notablemente mayor esfuerzo que suponía, y que sin embargo pasaban desapercibidos. Una comisión cuya iniciativa cultural trasciende de la actividad propiamente festera, para sumergirse en manifestaciones culturales al margen de Les Fogueres, especialmente en forma de exposiciones de artes plásticas de artistas alicantinos de renombre. Resalta su compromiso con el llibret, que manifiesta que es lo que queda cuando el monumento se quema y el ejercicio festero finaliza, así como las exitosas ferias del libro de ocasión, en las que se han podido ver, no sólo ejemplares de publicaciones festeras, sino también de temática alicantina o general, algunas muy notables.

Inscrita en la Fiesta desde que nació hace veintiún años, en el seno de una familia foguerera de toda la vida, Paula Tomás Lloret comenzó su andadura festera en la Foguera Port d’Alacant, y posteriormente en Sèneca-Autobusos, a la que pertenece dieciocho años. Ha sido Delegada Artística y es Vicepresidenta de Cultura y Actividades Artísticas.

Implicada, como su Foguera, en la recuperación, conservación y promoción de las tradiciones alicantinas y foguereras, apuesta por los pilares fundamentales de la Fiesta. Explicó así, en lo que concierne al llibret, que son publicaciones apreciadas, cotizadas y premiadas. Que es la comisión que más pasodobles festeros ha estrenado, compuestos para la Foguera o algunos de sus comisionados. Que es probablemente la comisión que mayor y mejor uso del valenciano realiza y promueve, cuidando del mismo modo la indumentaria festera y el monumento.

A continuación, moderadas por Susana Pardo, se abordaron cuestiones como cuál es la función primordial de Delegado de Cultura en una Foguera, la necesidad o no de la Gestión Cultural como herramienta de esa delegación, los factores que marcan la identidad cultural de Les Fogueres, si debe ser nuestra Fiesta un reflejo de las manifestaciones culturales que se desarrollan en la sociedad alicantina, o si debe actualizarse nuestra tradición cultural o debemos ser conservadores en nuestras raíces. Un debate que trascendió al numeroso público asistente, generando buen número de aportaciones y preguntas.

Entre las conclusiones más interesantes a las que se llegó, y las propuestas más notables a desarrollar, están la posibilidad de realizar actividades culturales conjuntas, de forma que el coste sea inferior por comisión, y a la vez tengan más repercusión y calado entre foguerers, ciudadanos y medios de comunicación, a lo que desde Federació se podría potenciar con la creación de un premio colectivo para estas manifestaciones culturales conjuntas. La necesidad de llevar a cabo una propuesta de educación en la Fiesta, comenzando por las comisiones infantiles, pasando por juveniles y adultos, y llegando a la propia sociedad, para que entienda que la Fiesta es también Cultura, y la sienta como suya aunque no pertenezca a ella. La importancia de valorar correctamente desde Federació la calidad de los actos, que no tanto la cantidad, para dar coherencia a los premios a actividades culturales. Y algunas cuestiones más que quedaron en el tintero por razones de tiempo, que se tratarían en la última mesa de debate.


El llibret. Análisis de su publicación

La tercera mesa de debate del ciclo tuvo por título «El llibret. Análisis de su publicación». La moderadora del acto presentó a los componentes de esta cita cultural, foguerers y barraquers que han ostentado el cargo de Delegado de Llibret, o están estrechamente vinculados con la Cultura en sus distintas asociaciones.

Mesa de debate «El llibret. Análisis de su publicación». De izquierda a derecha:
José Antonio Cerezo, Francisco Bañuls, Susana Pardo, Alejandro González y Gonzalo García

El primero en intervenir fue Francisco Bañuls García, Delegado de Llibret y de Cultura durante varios años en la Foguera Port d’Alacant, obteniendo ocho primeros premios en su llibret. Profesionalmente, es gerente de la empresa Bañuls Impresores, en la que ha confeccionado numerosos llibrets para Alicante y para Valencia, obteniendo varios premios, lo que da una visión muy completa de esta publicación festera. Por otra parte, ha participado en exposiciones y concursos de pintura, obteniendo dos premios como artista novel, y ha sido jurado del Concurso del Cartel Oficial de las Fallas de Gandía, además de maquetar y diseñar el Libro Oficial de la Federación de Fallas de Gandía y varias Revistas Fogueres de la antigua Comissió Gestora, hoy Federació de Les Fogueres de Sant Joan.

Paco Bañuls compara la creación de un llibret con el rodaje de una película, pues dice que necesita un buen guión -temática o temáticas-, actores -colaboradores- que lo interpreten, buenos decorados -la labor de diseño gráfico e impresión-, y un director -el Delegado de Llibret-. Su sistema de trabajo fue crear un equipo de personas, fundamentalmente técnicos del Archivo Municipal de Alicante, que colaboraran en el llibret mediante sendos artículos, no necesariamente relacionados entre sí, para dar a conocer los fondos documentales y fotográficos que allí se conservan, algunos entonces inéditos. En el caso de su Foguera, que no tiene distrito, la apuesta del llibret siempre ha sido claramente enfocada al contenido cultural, y una importante fuente de ingresos, hasta el punto de que sostiene que el día que el llibret no sea rentable o dé pérdidas, podría desaparecer. Reclamó la necesidad de revisar las Bases del Concurso de Llibrets, comentando cómo se realiza en otras localidades, y las importantes connotaciones de obtener el Depósito Legal, de cara a la promoción de los llibrets y su presencia en las bibliotecas públicas, un trámite, por otra parte, que no tiene coste alguno.

A continuación intervino José Antonio Cerezo Montes, Delegado de Llibret de la Foguera Hernán Cortés y posteriormente de la Foguera Barrio José Antonio, en las que ha conseguido varios premios. Afirmó que había llegado al llibret de casualidad, casi obligado, pero que de la mano de las personas que colaboraron con el primero que confeccionó, se enamoró de esta importante faceta de la Fiesta, y hoy es incondicional y defensor acérrimo de la publicación festera. Participa en la preparación de un libro que celebrará el 30 Aniversario del Gremi Artesà de Fogueres, y es Delegado Federativo de la Barraca Pica i Vola.

En su intervención, manifestó el poco interés que suelen tener las comisiones, no sólo por la Cultura en general, sino por el llibret en particular, pues es regla general que los comisionados sólo se fijen en si salen en las fotos, en cómo ha salido la Bellesa, o como mucho en el boceto del monumento que se va a plantar en su barrio. Comentó que cada vez se destina menor partida presupuestaria al llibret, quejándose sus compañeros de comisión cuando bajan los ingresos por publicidad o venta del mismo. Piensa que ser Delegado de Llibret es casi vocacional, por la cantidad de problemas que acarrea.

Gonzalo García Ballesteros fue durante años Delegado de Llibret en la Foguera San Antón Bajo, siéndolo posteriormente de la Barraca Som Fills del Poble, de la que es, además, Presidente. Fue también miembro de la Federació de Pedro Valera Bocero.

Es de la opinión de que, además de los elementos básicos y tradicionales, un llibret tiene que aportar algo más. Y así se ha desenvuelto en su cometido, a base de investigar aspectos poco conocidos o incluso desconocidos de la Fiesta, para plasmarlos en sus llibrets, de forma que siempre aporten algo más que el mero testimonio de un ejercicio foguerer o barraquer, ha optado a varios premios. Si bien piensa que el llibret básicamente es una fuente de ingresos para la comisión, cree que debe concebirse de modo que llegue a todos los vecinos y colaboradores del distrito, independientemente del nivel cultural que tengan. Y rescata, por último, para el llibret, la sátira, un elemento característico de Les Fogueres, que poco a poco ha ido perdiendo la presencia tan importante que tuvo en estas publicaciones en el pasado.

Alejandro González Borja, último interviniente de la mesa, ha desempeñado el cargo de Delegado de Llibret en la Foguera San Fernando durante varios años, así como más tarde en la Foguera Ángeles-Felipe Bergé, donde también asume el Área de Cultura. Es autor del Cartel Oficial 2013.

Apuesta directamente por la parte cultural del llibret, y para ello aboga igualmente por la investigación, habiendo obtenido importantes premios, y reivindica que, de cara al Concurso de Llibrets que cada año convoca la Federació, sus bases admitan que esta parte cultural de las publicaciones festeras, pueda presentar contenidos no necesariamente relacionados con Les Fogueres, para evitar las reiteraciones que año a año se ven reflejadas en sus páginas en cuanto a sus temáticas, algo que también había apuntado Paco Bañuls. Reclama, al hilo de lo indicado por Cerezo, un mayor presupuesto para poder crear publicaciones dignas, ya que afirma que es lo que queda de la Fiesta, una vez se consumen en las llamas los monumentos.

Tras las propuestas de cada componente de la mesa, se inició una interesante y animada tertulia, a instancia de sutiles preguntas dirigidas por la moderadora de la mesa, abierta al numeroso público asistente. Entre los temas tratados, fueron especialmente debatidos el concepto de llibret en sí, su estructura básica, contenidos, finalidad primordial, su función de legado de la historia de nuestra fiesta, su difusión; el papel que debería tener la Federació, tanto en la promoción de tan importante fondo bibliográfico, como en el estudio y creación de unos parámetros adecuados por los que se valore su opción a premio; las posibilidades del llibret para el futuro, su financiación, soportes, recursos, etc. Hubo acuerdo en que su formato debe seguir siendo en papel, no despreciando otros soportes, pero como complemento a su edición tradicional. Quedó en el aire, aunque la respuesta estaba en el ánimo de todos, la pregunta de si, de no existir los premios al uso del valenciano, se seguirían editando en esta lengua los llibrets en el notable número que lo hacen ahora, lo que refuerza la opinión general de que el llibret, tradiciones aparte, es fundamentalmente una fuente de financiación.


El devenir Cultural de la Festa de Fogueres

Llegada la jornada de clausura de las IV Jornadas Culturales de la Foguera Sant Blai-La Torreta, Fogueres, un encuentro con la Cultura, se dio cuenta de la misma con la cuarta y última mesa de debate, titulada «El devenir Cultural de la Festa de Fogueres». En ella participaron, de nuevo, Toñi Martín-Zarco Marín y David Sánchez Cañavate, a los que se les unió el actual Delegado de Cultura de la Federació de Fogueres de Sant Joan, Miguel Castelló Hernández, así como la moderadora de las Jornadas, en esta ocasión también participante activa de la mesa, Susana Pardo Díaz, Vicepresidenta de Cultura de la comisión organizadora.

Mesa de debate «El devenir Cultural de la Festa de Fogueres». De izquierda a derecha:
David Sánchez, Susana Pardo, Toñi Martín-Zarco y Miguel Castelló

Concluyeron de este modo estas Jornadas dedicadas a la Cultura de la Fiesta y en la Fiesta, con un balance claramente positivo. Se han tratado diversos contenidos que engloban esta temática, tanto desde el órgano rector de la Fiesta, la Federació de Fogueres, hasta desde la labor personal realizada en cada una de las comisiones. Las delegaciones de Cultura, la identidad cultural, el desarrollo de actividades y proyectos culturales, la comunicación, la difusión y la preservación de la historia de nuestra Fiesta, el corpus bibliográfico de Les Fogueres y los llibrets en toda su extensión, creación, maquetación y publicación, fueron algunos de los temas exitosamente abordados, desde diversas perspectivas, con multitud de puntos de vista y pluralidad de opiniones, logrando el objetivo esencial de las Jornadas: la participación de gente de la Fiesta y la manifestación libre de sus opiniones al respecto de los temas tratados, tanto de los componentes de las mesas de debate, como del público asistente, que en todos los casos se mostró muy participativo. Las reflexiones obtenidas, numerosas y diversas, constituyen puertas abiertas a nuevos planteamientos y mejoras de lo hoy establecido.

En este último encuentro, fueron recuperadas algunas de las conclusiones e ideas surgidas en los debates anteriores, para retomarlas y analizarlas de nuevo, junto a otras que quedaron en el tintero por imperativos de tiempo. El punto de partida lo puso la moderadora de la mesa, agrupando los temas en tres bloques, y desgranándolos uno a uno, de modo que se iniciara participativos debates, desde la mesa y hacia la mesa.

El primero giró en torno a las señas de identidad cultural de Les Fogueres, la música festera, la indumentaria tradicional, el uso de la lengua valenciana, con cuestiones como la defensa de las mismas, la proyección de la Fiesta, tanto en el sentido de la promoción como de la comunicación. ¿Necesitamos en las asociaciones festeras un área dedicada a la comunicación? ¿Hay que establecer una planificación comunicativa? ¿Desde dónde debe realizarse? En cuanto al desdoblamiento tradición y/o actualización, ¿existe hoy por hoy avenencia o divergencia? Y en relación a la globalización de la Cultura en la Fiesta y la Cultura de la Fiesta, ¿cómo debemos hacer confluir tradición y sociedad?

En un segundo bloque se trató lo que concierne a la potenciación de las actividades culturales. ¿Está en su futuro la realización de actividades conjuntas entre diversas comisiones? Es imprescindible la educación en la Fiesta, comenzando por las comisiones infantiles, pasando por juveniles y adultos, y llegando a la propia sociedad, pero ¿qué pautas debemos establecer para instruir y preparar a los niños en la tradición de nuestra Fiesta? Y por otra parte, ¿cuáles deben ser los parámetros de calidad de las actividades culturales? El papel del Delegado de Cultura de la Federació, ¿debe derivar a convertirse en Asesor Cultural?

Por último, y desde el punto de vista del llibret como fondo bibliográfico de nuestra Fiesta, ¿deben ser nuestros principales objetivos en la creación de nuestros llibrets, la calidad de contenidos y el respeto a la tradición? Además, para la difusión de las publicaciones festeras, quedó claro que es necesaria la creación del fondo bibliográfico de Les Fogueres, pero ¿quién, cómo y cuándo ha de hacerlo? ¿Son buenas herramientas para el futuro del llibret las nuevas tecnologías? ¿Cómo debe ser la correcta edición y publicación de los llibrets?

Muchas preguntas para tan pocas respuestas. Deberíamos cada uno de los foguerers y barraquers, al menos los que entendamos que la Cultura es parte necesaria e inseparable de la Fiesta, tomarnos un tiempo para tratar de responder estas y otras cuestiones, y con sus conclusiones aportar a las comisiones de pertenencia el impulso y la coherencia que necesita la Fiesta para que la Cultura no muera, porque con ella, indefectiblemente, moriría la Fiesta, porque la Fiesta es Cultura. Cultus, cultivar en definitiva, que como hemos visto, es el significado primero de la palabra «Cultura», empezando por inculcar a los jóvenes de nuestra Fiesta estos valores. Hagamos válidas las afirmaciones que en su día manifestara el actor, director escénico y pedagogo teatral Stanislavski, cuando sostuvo que:
«La juventud no debe sólo asimilar los frutos de la Cultura de sus padres, sino que debe elevar la Cultura a nuevas cimas, a las que no llegan las gentes de las anteriores generaciones».
La tradición puede y debe llevar al progreso. Tradición y progreso son y forman parte de la Cultura.

Portada del Llibret de la Foguera Sant Blai-La Torreta 2013:
La Cultura penja d'un fil (Diseño: Bañuls Impresores, S.L.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estás publicando un comentario que quedará asociado a mi artículo una vez sea aprobado. Recuerda ser respetuoso, pues de lo contrario no será publicado en atención al resto de los lectores. Gracias por tu aportación.